Conectarse

Recuperar mi contraseña

Trama del ForoReglamento GeneralSistemas de BatallaÚltimas NoticiasArmaduras DisponiblesCentro de SolicitudesDatos de Afiliación
Se Buscan
.
DeidadesGuerreros
.
staff
staff code
Natalie (Administrador)
Enviar MPVer perfil
Saga (Administrador)
Enviar MPVer perfil
Kotaro (Mod. de Cb)
Enviar MPVer perfil
La administración agradece a @NYMPHEA, @MAIKA y @HARDROCK de @SAVAGE THEMES, por los códigos prestados para la realización de este foro. Además el foro se encuentra basado en el anime ¨Saint Seiya¨ , todos los personajes son originarios de Masami Kurumada y Toei Animation. El diseño como ideas para el foro, corre a manos de los siguientes miembros del Staff: Pandora y Saga de Géminis. Todas las imágenes presentes, pertenecen a sus respectivos autores al igual que @Tumblr, @DeviantArt, y @Zero.chan. Cualquier plagio del foro sera denunciado.

¡Viviendo con Sheigram!

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Dom Sep 27, 2015 7:58 pm

Casa
Spoiler:
Descripción. A pesar de ser una zona residencial la casa de la diosa tiene un jardín que abarca varias hectáreas de terreno, la casa no es tan ostentosa como alguien podría imaginar, sin embargo pose todas las comodidades deseadas y mejor aun esta bastante cerca de los lugares necesarios como centros comerciales y parques de diversiones.
Spoiler:

-Ari...-

La joven pelirroja volteo hacia los lados pero no vio nada, solo  neblina que conforme avanzaba parecía hacerse más densa, ella parecía reconocer la voz,  pertenecía a alguien importante para ella, o eso creía, no estaba del todo segura, deteniéndose observo con dificultad su cuerpo, este no parecía estar lastimado incluso no estaba herido. ¿Qué había sido todo aquello?  ¿Una ilusión?... El lugar era cómodo pues ella no sentía nada, quizá era mejor quedarse ahí, entonces la voz sonó más fuerte... –Ari no me asustes-

Abriendo con dificultados sus ojos la pelirroja trago saliva cuando el dolor volvió a ella, haciéndola  gruñir bajito, sus piernas y mano  izquierda dolían como el infierno, tomando aire la joven se obligó a soportar el dolor, además que no era nada comparado con el sufrimiento interno, se sentía rota en un millón de formas inexplicables, ¿Así que este es el poder de un dios? Se dijo así misma, no solo destruyen tu cuerpo sino también tu alma. Levantando su mano izquierda pudo mirar vendajes limpios , alguien ya se había encargado de curar sus heridas, con los ojos fijos en su mano la diosa movió sus dedos mientras que un par de personas hablaban,  las voces  de aquellos sujetos se  escuchaban muy lejos, ajenas a ella, sin embargo se encontraban en la misma habitación donde  descansaba la pelirroja.

-Le dije que despertaría, era normal que permaneciera cerca de tres días inconsciente, incluso me atrevo a decir que me sorprende que siga viva, las heridas en su mano y piernas no eran tan graves como las de sus órganos internos, estos presentaban síntomas de haber sido  sometidos a una gran presión como si hubiesen estado a punto de estallar. Por otro lado, se regenera muy rápido,  pero bueno ella estará bien, solo siga las indicaciones, me retiro-

Las pisadas del médico se escuchaban más y más lejos, hasta que simplemente ya no se oyeron más, Harleen solo permanecía con la mirada fija en el techo, su cuerpo permanecía inerte. –Estoy viva- Susurro  con cierta decepción, mientras escuchaba como Shei se acercaba a la cama hasta colocarse a un costado de ella. Por un momento la joven pensó en mirar a su amigo, pero no tuvo el valor. –Debiste dejarme…- La mano cálida de Shei sujeto la de ella entrelazando sus dedos, Ari podía sentir el cosmos  de su amigo, la calidez de su piel, como era que el significaba tanto para ella, como era que su sola presencia podía someter a la diosa más letal del olimpo.

-Se están engañando- Aquellas palabras sonaron fuertes en su interior, era lo último que les había dicho Eva antes de que se marcharan. Ella lleva en su interior a Ares, algo que significaba muerte, destrucción, oscuridad. ¿Qué se suponía que hacía, siendo amiga de un santo dorado?  Sintiendo que sus ojos ardían la diosa no pudo más y empezó a llorar, ambos sabían cómo iba a terminar todo, los dos enfrentándose en el campo de batalla, el moriría por defender a Athena y ella moriría antes que dejarse vencer por esta, sin mencionar que una vez Ares despertara en su totalidad su humanidad se iba a perder en el abismo, siendo incapaz de reconocer a su mejor amigo de toda la vida. Su mano izquierda se a ferro a las sabanas mientras la sangre empezaba a salir de las heridas tiñendo sus vendajes nuevamente de aquel liquido carmesí. La impotencia, la ira, la tristeza era tanta, Harleen que siempre se había caracterizado por ser una persona fuerte y dura ahora solo era un despojo, que usaba un dios a su antojo.

Bastaba con ver como una simple tarde de reencuentro había acabado en tal cosa, por su estúpido descuido a su amigo casi le costaba la vida, sin mencionar a la otra chica, la cual seguía sin agradarle a Harleen pero que parecía significar mucho para su Shei.

Varias Semanas Después….

Harleen podía escuchar el reloj en la pared hacer tick tack, ya pasaba la media noche y la pelirroja aun no lograba conciliar el sueño, aun cuando le costara admitir cierta parte de ella tenía miedo, las pesadillas desde que Sheigram la había llevado a vivir a su templo se habían vuelto más constantes, en algunas solo era ella cubierta de sangre mientras a sus pies permanecía el cuerpo de su mejor amigo, en otras Ares la dejaba ver como llevaba a cabo dicho acto.

Girándose miro al costado de la cama donde su amigo permanecía dormido, él era tan caballero como siempre dejándole todo el espacio para ella aun cuando eso significaba casi que el cayera al piso, sonriendo recordó lo que había escuchado de otros caballeros,  los rumores sobre ambos se esparcían, que si eran amantes, que quien era ella, al menos todos coincidían en que era hermosa, lo malo, que no lograban ver que ella era sumamente peligrosa, pero era mejor así, de esta forma no metía a su amigo en problemas.

Cerrando los ojos y conservando la sonrisa la diosa se obligó a dormir, aunque poco le duro el gusto pues  apenas transcurridas unas cuantas horas las pesadillas llegaron, la pelirroja empezó a gritar de dolor mientras los muebles en la habitación empezaban a flotar gracias a su cosmos, sus heridas empezaban a querer abrirse de nuevo. ¿Qué pecado había cometido ella? Pero aun ¿Que había hecho Sheigram para tener por amiga  a un monstruo? Abriendo sus ojos de golpe  sintió como su amigo ya estaba ahí, echándose a sus brazos escondió su cara en el pecho del peli moreno, mientras todo su cuerpo temblaba. –No la dejes llevarme.. No quiero ser un monstruo-Susurro la diosa. ¿Cuánto más podría ella aguantar? ¿Cuánto más seguiría lastimando a Shei de esa forma? Lo peor era saber que si ella se iba el iría a buscarla aun a costa de su propia vida, así que solo le quedaba permanecer ahí bajo su cuidado, de alguna forma se sentía más segura
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Miér Sep 30, 2015 5:26 am



Musica:

La vida a veces podía ser bastante cruel, sobre todo cuando el destino movía las piezas astutamente para amargarte la existencia. Eso es lo que pensaba mientras miraba en silencio la oscuridad de la habitación, tumbado en el lateral de la cama. Podía escuchar a su amiga moverse a su espalda pero él prefería hacerse el dormido, como siempre, pero lo cierto era que desde hacía varias semanas difícilmente podía conciliar el sueño y cuando por fin lo hacía era para despertarse entre los gritos desgarradores de Harleen. No soportaba ver como aquel oscuro ser que se ocultaba en el interior de su amiga la iba consumiendo lentamente con cada día que pasaba. Le destrozaba verla sufrir de esa manera y aunque en un principio había creído que estar junto a ella mitigaria el poder del dios de la guerra, parecía que todo estaba siendo en vano. Empezaba a dudar que un alma humana pudiese resistir por mucho tiempo el despertar de un dios. ¿Y entonces que? ¿Tenía que resignarse a verla sufrir hasta que desapareciese todo vestigio de lo que alguna vez fue su amiga? Sólo pensarlo hacia que su corazón se encogiese en su pecho y sus ojos se nublasen con silenciosas lágrimas. Entonces para que le servía tener tanto poder, de que le valia seguir tan duros entrenamientos si a la hora de la verdad no podia hacer nada para ayudar a aquellos que le importaban. De que le servía llevar una vida de dedicación hacia los demás si ahora que realmente lo necesitaba para si mismo no podia salvarla a ella, a la única tras la muerte de sus padres que podía considerar su familia. Que se supone que debía hacer, ¿esperar y ver como desaparecía ante sus ojos? El dolor en su brazo se intensificó hasta tal punto que tuvo que apretar sobre la herida con fuerza mientras intentaba calmar sus pensamientos. Aunque habían pasado varios días desde su enfrentamiento con Hades había preferido no contarle nada de lo sucedido para no preocuparla aun más, así que ocultaba su vendaje en el brazo derecho usando camisas de mangas largas que no levantasen sospechas.

Fue entonces cuando sintio como se alzaba el cosmos de su amiga por lo que sabía lo que sucedería a continuación. Las pesadillas eran constantes, implacables en su tortura con la promesa de no dejarla descansar ni una sola noche. Se incorporó girando hacia ella para zarandearla con fuerza en un vano intento por despertarla, sabia de sobra que las garras de las pesadillas se aferraban con suficiente fuerza a ella como para que incluso le costase cada vez mas traerla de vuelta. Los muebles comenzaron a levitar a su alrededor sin que le importase mientras él seguía intentando sacarla de esa oscuridad.

Ari!! Ari despierta!! Es solo una pesadilla... yo estoy bien... vamos Ari!! Despierta!! - Le gritaba angustiado al ver que no despertaba.

Finalmente la pelirroja abrió los ojos de par en par, saliendo por fin de su tortuosa pesadilla para lanzarse en sus brazos, ocultando su rostro en su pecho mientras le suplicaba que no dejase que la deidad la consumirse. Palabras que le causaban más dolor que el peor de los más certeros golpes, palabras para las que ninguna armadura de oro podría defenderle.

No lo permitiré Ari... no permitiré que nadie te haga daño. - La abrazó con fuerza mientras sus propias palabras le desgarraban el alma. Era la primera vez en su vida que hacía una promesa que en el fondo sabía que dificilmente podría cumplir. Mentiras piadosas que al fin y al cabo eran solo eso, mentiras... mentiras que resquebrajaban su estricto codigo de honor. Los dioses sabian que haria todo lo que estuviese en su mano para protegerla, pero... como salvarla de algo que estaba más allá de su comprensión. Como salvarla cuando incluso él comenzaba a perder toda esperanza.

La abrazó con más fuerza mientras su propio cosmos se alzaba para cubrir protectoramente a ambos. Si tan sólo supiese que hacer para protegerla, no dudaría en enfrentarse a un dios si fuese necesario, sacrificaria su vida mil veces para liberarla de esa tortura, incluso entregaría su propio cuerpo al dios de la guerra aun a costa de su alma si con ello la salvase.

Su cosmos dorado, a pesar de mantener su calidez caracteristica, comenzaba a reflejar el conflicto interno de su portador. La paz y la tranquilidad estaban siendo sustituidas por la ira y la amargura de la constante impotencia que sentia, oscuros sentimientos que con cada día que pasaba viendo sufrir a Harleen se iban apoderándo de él. Lo peor de todo era que exteriormente no reflejaba nada, por ella intentaba mostrarse como siempre para asi seguir siendo un pilar inquebrantable en el que apoyarse, sin que ni ella ni sus propios compañeros más cercanos como Aeryn llegasen a ver las grietas que comenzaban a extenderse por su interior.

Ya está... ya ha pasado.. - Susurró mientras enredada una mano por su pelo para poder acariciar su cabellera como solían hacer de pequeños a la voz de "piojito, piojito". - Estoy aquí... siempre me tendrás aquí Ari y ningún dios podrá impedir eso...

Cerró los ojos con fuerza mientras mecia con suavidad a su amiga en sus brazos en un intento de consolarla y calmarla para que así pudiese dormirse de nuevo.
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Miér Sep 30, 2015 10:54 pm

Harleen cerro sus ojos mientras el cálido cosmos de Sheigram la envolvía, era tan puro, tierno, la hacía sentir segura , por otro lado ella también pudo percibir en  él una gran preocupación, dolor, quiso llorar al sentir como su estado estaba llevando a su mejor amigo a un punto oscuro y triste, pero no podía, tenía que ser tan fuerte como el,  levantando su rostro le miro y dedico una sonrisa luego volvió a abrazarle mientras este acariciaba su pelo en el clásico “piojito, piojito” algo que  ella había amado desde niña,  y justo como en su infancia no supo cómo ni cuándo se quedó dormida, al contrario de hacia unas horas, esta vez pudo dormir sin  que ninguna pesadilla interrumpiera sus  sueños…..

A la mañana siguiente la pelirroja se despertó, aun en los brazos de Shei, intentando no despertarle logro zafarse para ir a lavarse la cara, cuando vio su aspecto en el espejo sintió una punzada de tristeza, sus ojos tenían ojeras y su apariencia se veía más frágil incluso había bajado de peso, sus heridas que ya debían haber sanado estaban tardando más de lo debido,  ahora sabia porque su amigo estaba tan preocupado, sacudiendo su cabeza intento enfocarse, debía reponerse,  ella siempre había sido fuerte y ninguna diosa llena de rabia iba a venir a destruirla, y si lo intentaba de nuevo, se aseguraría de llevársela con ella.

Una vez aseada y vestida la deidad salió del cuarto a la cocina, no sin antes asegurarse de que el peli moreno aun permaneciera dormido,  Sheigram se la había pasado las últimas tres semanas cuidando de ella e yendo a su templo a sus debidas guardias, tal sobre esfuerzo pronto le pasaría factura, así que Harleen intentaba dejarle descansar lo más que podía, por fortuna tenían viviendo con ellos a Fred, mayordomo, esqueleto y transportador muy eficaz. Una vez en la cocina la  pelirroja se dispuso a cocinar, entonces un escalofrió bajo por su columna,  intentando respirar hondo la joven miro hacia un costado, ahí estaba una silueta de  cosmos borrosa mirándola con bastante desdén.

-Voy a hacer que lo mates…- Susurro..

-¿Ya lo intentaste recuerdas? ¿Dime vas a quedarte para desayunar o prefieres venir en la noche a darme pesadillas como siempre? ¿Por cierto te gustan las galletas de chocolate con leche? Hum supongo que si tú eres yo de alguna forma y a mí me encantan, sabes deberías de llevarte bien con Shei, el adora estas cosas y además sabe cocinarlas y le quedan deliciosas, solo no divulgues eso en el santuario, tiene una reputación que cuidar, ya es bastante el hecho de que cuide al recipiente del enemigo como para que sus compañeros sepan que es un buen chef, aunque eso no debiera avergonzarlo después de todo es el siglo XXI-  La pelirroja espero a escuchar a Ares gruñéndole alguna otra amenaza, en lugar de eso solo se quedó ahí en silencio como una sombra más, Fred que se encontraba en el marco de la puerta hizo ruido rompiendo con el silencio del lugar cuando su quijada huesuda cayó al suelo.

-Ey Fred buenos días, anda deja de estar ahí de inútil ayúdame a hacer el desayuno-

El esqueleto dudo en entrar, luego de recoger su quijada camino dentro de la cocina pero sin quitar “la mirada” de la sombra de Ares.

-No sé si matarte  de una vez, o admirar tal terquedad, falta de interés por la vida, anhelo por la muerte o simplemente eres una idiota cabeza hueca adicta al dolor- Articulo Ares. –Sabes que podría seguirte infligiéndote dolor físico ¿no?

-Si llevas haciendo eso toda la semana cuando Shei no está, me rompes algún hueso luego lo sanas, y los latigazos en la espalda fueron un buen detalle- Respondió Harleen mientras Fred permanecía  quieto mirando la situación, pues era el quien ayudaba a la pelirroja cuando la diosa la lastimaba y el caballero dorado no estaba, para mantener a raya a la deidad.

- Hace eones  en el olimpo, nació alguien dispuesta a desatar guerras, caos, y muerte sobre el universo entero con tal de defender aquello en lo que creía y lo que amaba, no importaba nada ni siquiera si el costo era su propia vida. –

La pelirroja se quedó en silencio unos minutos -¿Quién era esa persona?-

-Yo…-  La presencia de Ares se desvaneció.
-OK… ¿Que fue eso?-

Fred se movió y en su clásico lenguaje a lo mudo dio a entender a Harleen que aquello era una tregua, y lo confirmo, cuando las heridas de la pelirroja comenzaron a sanar, su aspecto incluso mejoro y el poder de la deidad volvió de forma pacífica a su cuerpo, para después dormir en ella de forma tranquila. El costal de Huesos se colocó su delantal y se puso a batir la harina mientras le decía a la pelirroja que debía de disfrutar aquella paz que parecía tendría, pero que no se confiara, Ares jamás  perdía, jamás.

-¿Cómo conoces más de Ares que ni yo que soy su reencarnación?-


Fred se puso nervioso e intento cambiar el tema.
-Freeed….-Gruño Harleen mientras ponía a calentar el horno para las galletas, pero fue inútil el esqueleto no dijo nada, la pelirroja sabía que el costal de huesos sabia más de lo que decía y que ocultaba algo, pero prefería disfrutar el momento, dela  paz, antes de que Ares regresara con una de sus rabietas de diosa. ¿Iba a regresar no?
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Dom Oct 11, 2015 4:11 pm

Lentamente fue despertandose del profundo sueño en el que se habia sumido, paso su mano por su rostro restregandose los ojos, en un intento de espabilarse. Era como si sus pestañas pesasen una tonelada y se negasen a hacer su trabajo, estaba realmetne cansado pero al ver por el rabillo del ojo la luz colarse por la ventana sabia que ya iba siendo hora de levantarse. Asi que se estiró un poco en la cama hasta que finalmente se digno a sentarse. Era extraño que estuviese hasta tan tarde durmiendo, pero despues de lo que estaba viviendo ultimamente a duras penas lograba dormir mas de un par de horas seguidas. Suspiró levemente y se levanto de la cama dirigiendose hacia el baño donde se quedo en silencio mirando su reflejo en el espejo. Ultimamente las ojeras parecian no querer abandonarle y tampoco era algo que le extrañase asi que simplemente decidio hacer como si nada y se dispuso a prepararse para otro dia de trabajo. Se dio una ducha teniendo cuidado de no mojar el vendaje de su brazo y se vistio con su ropa negra de costumbre. Acto seguido se peinó un poco el pelo y se dirigio hacia la cocina donde pudo ver a Fred y Harleen preparando el desayuno.

Vaya vaya... que ven mis ojos... - Dijo mientras se cruzaba de brazos y se apoyaba en el marco de la puerta. - Formando equipo para preparar el desayuno... eso esta bien. - Sonriente se acercó hasta su amiga y revolvió su pelo. - Ey fijate, parece que hoy tienes mejor cara... - Ladeo levemente la cabeza para poder mirar hacia el horno. - Me pregunto si no sera por ese delicioso olorcillo a galletas que sale del horno... - Sonrió besando su mejilla antes de dirigirse hacia la nevera de donde saco una botella de agua. -  A este paso superaras incluso a mi receta secreta... si señor... espero que Fred no este desvelando los ingredientes que uso... - Se sentó en la mesa y miro a ambos mientras se echaba un poco de agua en un vaso.  

A pesar de que pasaba gran parte de su tiempo libre con ella intentaba por todo los medios mantenerla apartada de todo lo referente a los dioses, por eso para no preocuparla le habia ocultado lo referente a su encuentro con Hades, por eso tenia que llevar en todo momento mangas largas que ocultasen su vendaje en el brazo. Algo que hasta el momento habia funcionado a la perfeccion, lo unico que tenia que hacer es llevar en su mochila una camisa de mangas cortas para cuando se marchaba al santuario tener para cambiarse, asi al menos podia entrenar mas comodamente. Lo mejor de todo era que Fred podia usar sus portales para acercarle a su lugar de entrenamiento y traerle de vuelta en un tiempo record, asi la distancia no seria un problema que interfiriese en sus labores como caballero.
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Sáb Oct 17, 2015 7:15 pm

Harleen sonrió mientras Sheigram la despeinaba y depositaba un tierno beso en su mejilla, sintiéndose como una niña, agacho un poco la mirada y se sonrojo, el era tan dulce con ella, era imposible simplemente no quererlo, aunque lo aun mas aterrador era saber que ella podía comportarse de esa forma tan normal, siguiendo con los preparativos del desayuno la diosa coloco todo en la mesa, pan tostado, huevos fritos con tocino, jugo de naranja, leche, galletas recién hechas y fruta picada. -Vamos no sabia que eso de ser ama de casa se me daba bien- Fred se movió haciendo sonar sus huesos mientras se colocaba una mano en si huesuda cintura en forma de reclamo. -Vale solo la cocina lo demás es cosa de Fred- Articulo la diosa mientras rodaba los ojos y se ponía a comer, por un momento pensó en preguntarle a Shei sobre la herida de su brazo, pero el se lo había ocultado por una razón, y ella tenia que respetar eso ¿No?.

-¡Que diablos!- Susurro mientras estirándose coloco su mano sobre el brazo de Shei. -¿Quien te lastimo? -Pregunto la diosa mientras cerraba sus ojos e intentaba usar el poder del dios Ares para algo que jamas en la vida se había sido usado, sanar, el dios de la guerra era eso, no era bondadoso y lejos de evitar que una herida sangrara el era quien causaba tal daño para que ese liquido carmesí fluyera sin ser contenido. Entonces un ligero destello llego a la mente de la diosa, era un joven sumamente apuesto, el que había agredido a su amigo, pero aquel sujeto apuesto no era otro que el mismísimo ¡Hades!. -Tuviste un encuentro con Hades y no me dijiste -Gruño la pelirroja mientras miraba fijamente a Sheigram.  -¿¡Que mierda se supone que hace Athena si deja que un caballero se enfrente solo  al dios del inframundo!? Y ni se te ocurra, lo que paso con migo no es ni la mitad de lo que pudo haberte sucedido con el, a diferencia de mi Hades controla perfecto a su contenedor y le brinda todo su poder, el no esta restringido por ninguna atadura como lo hago yo con Ares, pudiste morir ¡Morir! y dejarme sola... y  perderte.. -La joven se quedo ahí apretando los dientes  mientras terminaba de curar la herida de pelinegro.

-¿Dime por que fue? ¿Como fue?- Harleen se quedo mirando a Shei con sus profundos ojos azules, ella ya sabia la respuesta a la pregunta,incluso no sabia por que necesitaba que se lo confirmaran, su amigo se había puesto en riesgo por alguien mas, eso era lo que el hacia, arriesgar su vida por otros incluso por estúpida de Athena, primero como había defendido  a la amazona dorada en su templo y ahora había sido por otro caballero de menor rango o eso había visto en ese pequeño destello de visión. De seguir así su amigo de capricornio terminaría muerto en poco tiempo, ella no subestimaba su poder pero su corazón tan noble lo hacia vulnerable, tanto como para estar viviendo con ella, lo que significaba un peligro constante. -¿Es que no comprendes? que si algo te pasa yo... - Ni siquiera pudo terminar la frase, la joven de cabellos rojos sabia que sin el no habría nada que la contuviera, perdería todo, su corazón moriría con el.

Fred se quedo ahí de pie mirando a ambos, siempre era igual, hacia muchos siglos Ares estuvo a nada de conquistar todo, incluso de gobernar sobre todos los dioses del olimpo, su poder sed de sangre eran implacables, entonces a alguien se le ocurrió que la única forma de sacar al dios de balance era con un simple sentimiento conocido por ser la ruina de cualquiera, amor, en una vida aquel sentimiento llegaba como un padre, en otro como un hermano, novio, mejor amigo como ahora era el caso, de esa forma la diosa era contenida y sacada de balance, una maldición muy bien elaborada. Sin embargo Fred sabia que el día en que aquello acabara seria el fin, pues la rabia y resentimiento acumulado en el interior de la diosa se haría presente y estallaría acabando con todo y todos a su paso. ¿Y quien era el? como sabia todo de ella. Fácil el había sido aquel primer humano que la amo, aun después de muerto había sacrificado una eternidad en los elíseos, un cuerpo y el habla solo por ella, el era el recordatorio de que Ares tenia cuentas pendientes y una venganza que terminar, sin embargo aquello le costaba pues cada siclo el la veía sufrir justo como ahora y a diferencia de Shei el no tenia el poder de cuidarla,  de todas las vidas esta era la primera en la que de alguna forma Ares había sido alcanzada.

-El amor es un arma de dos filos, si bien saca de su balance también te da el impulso y te ayuda a fijar las metas....Es ese lazo que por cuidarlo y conservarlo hace hacer imposibles. Sheigram, mi amigo... seras quien le de el triunfo a mi diosa, seras quien centre su mente, enfoque su alma y afile su corazón... - Pensó el esqueleto mientras observaba a la pelirroja y al pelinegro hablar sobre la mesa.
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Dom Oct 18, 2015 12:37 pm

Tiene una pinta deliciosa Ari... - Dijo nada más ver el plato que le había preparado su amiga. Tenia una pinta estupenda, tanto que a pesar de no tener demasiada hambre con solo mirarlo y oler su aroma se le abrió el apetito, parecía que su estómago hubiese decidido por él esa mañana.

Sonrió al ver la reacción de Fred ante el comentario de Harleen sobre las labores domesticas, él ya sabia que el esqueleto se dedicaba a limpiar la casa y dedicarse a varias tareas domesticas. Con el tiempo se había acostumbrado a su presencia hasta tal punto que ya no le incomodaba ver al bueno de Fred pululando a su alrededor. Se había convertido en alguien más de su vida cotidiana, alguien que había llegado a apreciar.

Eran pocos los momentos que tenían de paz, y esa mañana parecía ser uno de ellos, sin embargo al escuchar a su amiga exclamar al viento y colocar su mano sobre su herida supo que todo iba a cambiar, aunque afortunadamente esta vez no sería por culpa de Ares.

No te preocupes Ari no es... - ¿Que le podia decir? Al no mentir la mejor opción era desviar el tema. - ...fue una pelea, baje la guardia y el ataque me pillo desprevenido eso es todo... - Quiso apartar el brazo pero su amiga lo tenia bien sujeto y fue entonces cuando pudo sentir como el dolor iba desapareciendo lentamente. La miró y de la nada, pudo ver el reconocimiento en sus ojos, como si hubiese tenido una revelación. Supo entonces que venía tormenta, toda la calma, las risas y el buen ambiente desaparecieron instantáneamente notando como su amiga se enfurecia por segundos.

Ari... bastantes problemas tienes ya como para encima preocuparte por esa pelea con Hades. - Su voz sonaba calmada intentando transmitir un poco de tranquilidad a su amiga - No quería preocuparte... - Al escuchar lo que decía sobre Athena tuvo que echar mano de toda su paciencia para no empeorar la discusión. - No fue culpa de mi diosa, actúe por decisión propia... - Suspiró levemente al ver como Harleen apretaba los dientes por la desesperación.  - Pero no he muerto Ari... estoy aquí, contigo.

Aunque le estuviese preguntando sabia que seguramente ella ya conocia la respuesta. - Fue por intentar proteger a un compañero... un santo de bronce. - Al ver el reproche en los ojos de Harleen se levantó y se acercó hasta ella para poder abrazarla, sin importarle su brazo.

Los remordimientos le carcomian por dentro, sabia que su amiga tenía razón, si a él le llegaba a pasar algo... ¿Que sería de ella? ¿Quien la mantendría alejada de Ares? - Lo siento... Ari... - Dijo con sinceridad abrazandola con más fuerza.

Sus sentimientos eran un caos, no podía evitar ser como era... siempre ayudaría a aquellos que lo necesitarán y jamas se echaría atrás ante un enemigo, fuese quien fuese. Y aunque hasta el momento no habia temido por su vida, ahora temía lo que pudiese pasarle a ella si el sucumbia.

Pero... - Se apartó levemente para poder mirarla a los ojos. - Soy un Caballero Dorado y mi deber es proteger a los inocentes, a los mas debiles... incluso a mis compañeros si es necesario, sin importar quien sea mi adversario. Y no lo hago por obligación, porque así lo dicte mi diosa... - Cogió la mano de Harleen y la colocó sobre su pecho donde podía sentir sus fuertes y pausados latidos. -  Lo hago porque así lo dicta mi corazón... ese es el camino que decidí tomar hace mucho tiempo, un camino de honor y justicia. Eso es lo que me ha convertido en el hombre que soy ahora...

Llevó su otra mano, la del brazo herido hasta la mejilla de su amiga y la acarició levemente. - Tampoco es mi intención dejarte sola... Ares no lo tendrá fácil para librarse de mi... - Sonrio levemente aun a sabiendas de que la diosa de la guerra iba ganando con cada día que pasaba terreno sobre su amiga. Sabia que ni su presencia ni sus buenas intenciones podrían detener a la deidad. - Siempre me tendrás a tu lado... atesorando cada momento para mantener vivo no solo nuestro pasado sino ahora tambien nuestro presente... para mantener encendida la llama de tu parte más humana...  Pero... - Apartó lentamente su mano de su mejilla dejando apenas una leve caricia tras de si. - Pero no puedo cambiar lo que soy...
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Dom Oct 18, 2015 10:22 pm

Harleen noto como al principio Sheigram intentaba encubrir la forma en como se había lastimado, pero al final había terminado confesando todo, se sentía enojada y a la vez orgullosa, su amigo era un caballero de Athena había logrado mucho una vez que se separaron cuando niños, ella no sabia bien como actuar, por un momento noto como el se aguanto la rabia de callarla por la forma en como se refería a su diosa, por que a el le tocaba proteger a alguien como ella, sin tan solo el dedicara su devoción a otro dios menos estúpido,  pero claro que no, la diosa griega del santuario lo sacrificaría a el para proteger al mundo, ella por otro lado, sacrificaría al mundo entero solo por protegerlo. Entonces sintió como su amigo se acercaba a ella para estrecharla entre sus brazos, ella no pudo evitar corresponderle, cerro sus ojos e inhalo el rico aroma que desprendía el pelinegro, se sentía tan segura y protegida en los sus brazos, era como una niña pequeña que solo pedía ser cuidada y amada.

Entonces sonrió un poco hacia apenas unas semanas atrás ella repudiaba ese tipo de afecto, los abrazos incluso era algo ajeno y desconocido, para ella solo existía su trabajo,las balas, las peleas y siempre salir victoriosa en cualquier contienda, claro eso explicaba porque Ares la había elegido, pero el punto era la forma en como su amigo cuidaba de ella, y en como ella solo deseaba cuidar de el, entonces una idea estúpida vino a su cabeza, ella tenia el poder de una diosa y si lograba llegar a un acuerdo con ella quizá pudiera proteger a Shei incluso hasta tenerlo cerca.¿No?

Y cuando el caballero coloco su mano sobre su pecho, ella pudo sentir ese corazón tibio, valeroso, fuerte, ella solo deseo protegerlo con toda su fuerza, no porque el mantuviera a raya a Ares, sino porque en realidad el era su única familia, su lugar seguro, mirando los ojos de Shei y disfrutando como este acariciaba su mejilla sonrió al oírlo hablar de es forma, el era tan honorable. Y peor sabia como traspasar todas sus defensas, cosa que no era justo ella siempre se había mostrado fuerte, si sus soldados la vieran.

-Lo se, se que no puedes cambiar lo que eres y eso es lo que mas me gusta de ti, siempre eres valiente, bondadoso, honorable,todo un caballero, dudo que Athena tenga a alguien así en sus filas,  eres un tesoro-Susurro la diosa mientras sonreía, -Yo también deseo protegerte, sabes cuando esto acabe  espero volver contigo a las montañas en España a hornear galletas y jugar en el bosque, es lo que mas anhelo- Articulo la pelirroja, era verdad era lo que mas deseaba,sin embargo una parte de ella sabia que se mentía, pues quizá para cuando todo acabara ambos terminarían muertos o quizá solo uno de los dos, pero seria lo mismo pues si uno faltaba el otro moriría con el en espíritu. Estirándose un poco la joven deposito un tierno beso en la mejilla de su amigo luego le dedico una sonrisa mientras usaba su cosmos cálido y tranquilo para curar la herida y un poco el desgaste físico de esos últimos días. -Bueno terminemos de desayunar, que te parece si te llevo en la moto al santuario, tengo que pasar al bar  ver como van las cosas-

Una vez la joven de cabellos carmesí termino de desayunar junto todo, y se puso a hacer el lonch de Sheigram,mientras ordenaba a Fred que sacara la moto del garaje.-Vamos date prisa no queremos que se te haga tarde- dijo Harleen mientras tomaba de la mano a Shei y en la otro se llevaba la comida. Entonces un olorcito raro llego a su nariz. -¿Como que huele a gas?- La diosa volteo y miro como se había olvidado de cerra las llaves de la estufa, luego miro con pánico como entraba Fred jugando con un encendedor.-¡Pero que mierda haces!- Gruño la diosa aun sabiendo que era su culpa entonces abrazando a Shei los destello a ambos fuera de la casa la cual estallo o al menos la parte de la cocina.

-Esto....Ups.....-
Fred destello apenas unos segundos después
-Bueno supongo que no me pasare hoy por el bar, regresare a reconstruir la casa después- Harleen se encogió de hombros de forma despistada mientras se subía a su moto y la prendía, aquel artefacto era una lindura. -Supongo que Ares lo hizo a propósito, yo no soy así de despistada- Estirando su mano con el casco en ella miro a Shei. -Vamos quita esa cara no es para tanto súbete o se nos hará tarde.-La diosa estiro su otra mano y apago la llamita que se encontraba prendida en la cabeza de Fred, el cual la miraba y luego al plato con galletas que ya eran ceniza y no había logrado salvar. -Ya deja de llorar haremos mas cuando regrese. Anda  vecino súbete-  Dijo la pelirroja recordando como de niña solía decirle vecino,pues sus casas estaban juntas una de la otra.
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Miér Oct 21, 2015 9:53 am

No pudo evitar sonreír al ver como su amiga correspondía el abrazo, a pesar de los años parecía que seguía teniendo la habilidad de calmar sus berrinches.

Sonrió al escuchar sus palabras. - Estoy más que seguro que mis compañeros de armas poseen las mismas cualidades que ves en mi.

Bueno... siempre podemos coger un Airlines Fred y hacer una visita a nuestro viejo hogar... - Dijo mientras retomaban el desayuno. - Tengo entendido que tiene los mejores precios del mercado. - Rió al ver la cara de Fred.

Me parece bien... así podrás despejarte un poco.

Tras terminar el desayuno se fue al salón a preparar su mochila con todo lo necesario para el entrenamiento. Harleen no tardó en llegar con su comida, así que la guardo también antes de que su amiga tirase de su mano para tirar de él. - Ya voy yaaaa...

De repente Harleen se detuvo en seco y al decir lo del gas se dio cuenta de que tenia razón.  - Es ciert... - En un abrir y cerrar de ojos se vio en el exterior de la casa, justo en el momento en que sonaba la explosión.

¿Pero que? - Logró decir mientras miraba hacia la humareda que ascendía hacia el cielo. Estaba seguro que después de semejante explosión no sólo la cocina se habría visto afectada. La voz de Harleen apresurandole y el sonido del motor de la moto le hizo desviar la mirada hacia ella para encontrarsela ya montada y tendiendole el casco. -   Espero que la tuvieses asegurada... - Se puso el casco y se montó tras su amiga abrazandola por la cintura, se le hizo raro no sentir el dolor de su brazo pero agradeció que así fuese.

Animo Fred... esta noche te ayudaré a preparar otras galletas... - Sonrio levemente al esqueleto. - Y no te preocupes Ari te ayudará con este estropicio...

Se despidió con la mano cuando Harleen aceleró por el carril de salida de la casa. - Procura no correr demasiado, no queremos destruir nada más por hoy ¿verdad? - Le dijo por encima del hombro.

El trayecto fue con normalidad, dentro de lo que se podría llamar "normal" estando con Harleen. En más de una ocasión estuvo a punto de creer que acabarían como la pobre cocina, pero la joven era hábil con la moto, así que llegaron de una pieza a su destino. Una vez allí se despidió de ella y se marchó a su lugar de entrenamiento, ese día tenia el presentimiento de que irían mejor las cosas. Su brazo estaba curado y de algún modo se sentia con energías, mucho menos cansado y agotado que los días anteriores.

Bueno... allá vamos!
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Sáb Oct 24, 2015 12:02 am

Harleen condujo todo el camino con cuidado, a su manera, acelerando y poniéndose algo "rápida y furiosa, una vez estuvo cerca del santuario se despidió con su manita de Shei y tomo el camino de regreso, ella estaba tranquila Ares no le había molestado en toda la mañana y su amigo volvería pronto, era lo bueno de tener a Fred, el esqueleto tele transportador era bastante eficiente. Una vez regreso a casa vio al esqueleto con la manguera del agua apagando las pocas flamas que habían. -Vamos que estas en todo, muy bien Fred -Articulo la diosa sonriendo y aparcando su moto en el patio. -¿Te encargaste de los bomberos y la policía para que no  tuviésemos problemas?- El sirviente afirmo con un ademan.

La diosa miro su casa, luego cerrando los ojos uso su cosmos y poderes para reconstruirla, aquello era cosa sacada de un libro de cuentos, pero no algo imposible para una deidad, una vez terminada su labor miro a su esqueleto, estaba aburrida y por un momento pensó en desarmarlo y jugar a armarlo de nuevo solo para matar el aburrimiento mientras Sheigram regresaba, en su lugar Ares le hablo.-Vamos regresaste pronto. ¿Que te trae de nuevo? ¿No me digas ya vamos a empezar con los azotes?-
-
La sombra de la diosa se materializo frente a la pelirroja una copia exacta de ella misma para ser exactos.-¿Haz pensado como seria si en lugar de enfrentarte a el caballero de capricornio el trabajara para ti?-

La joven de ojos azules miro a la diosa y arqueo un ceja. ¿Que le voy a emplear en el bar? o ¿hablas de dejarme y volverme buena?-

-Hablo de protegerlo, si esta contigo el no correrá peligro, si lo dejas seguir sirviendo a Athena solo lo veras morir tarde o temprano, incluso podría ser por tu propia mano, o quizá no, por la de Hades o alguno de sus soldados, la diosa del santuario es torpe, ella siempre sacrifica a sus caballeros, y supongamos que nosotros no entramos en la pelea, eso no evitara que el muera, ¿verdad?... sin embargo si logras traerlo a tu lado y hacer que te sirva como un guerrero tuyo, nosotras podríamos protegerle-

-¡Yo no le voy a hacer tal cosa a Sheigram!-

Fred se movió y en su idioma le dio la razón a Ares.
-Viste su brazo hoy, la próxima podrían ser ambos brazos, y después quizá no logres arreglar su cuello roto...-
-¡Cállate!-
-Piénsalo, y si aceptas házmelo saber, te prestare mi poder- La sombra desapareció dejando en su lugar una caja con un dije,muy similar al que ella había dado a su amigo y que era su espada.

Harleen se quedo de pie como mirando a la nada, lo que mas le pudría las entrañas a la pelirroja era saber que Ares tenia razón, ella lo había sabido desde que vio la mano herida de su amigo eso solo seria el comienzo,Shei se arriesgaría cada días mas,su corazón noble y valeroso no consideraría las consecuencias, pues ese era su deber, proteger a los inocentes incluso como ella, sacudiendo su cabeza la hermosa joven soltó un suspiro, ella no podía estar considerando la oferta de Ares, incluso se reprocho por si quiera haberlo pensado y entonces Fred se paro frente a ella y comenzó a hablarle, a decirle que Ares tenia razón, que a el le agradaba mucho el  dorado y  que era su amigo. Que aquello solo era una forma de protegerle.

-Lo se Fred, el te agrada... pero no puedo ser egoísta.. yo no se.- La joven de cabellos carmesí tomo el dije en su mano y después de pensar lo guardo en su bolsillo.-Vamos tenemos que preparar mas galletas y hacer la comida para cundo el vuelva-Articulo entrando a la casa, ella se quedo callada la mayor parte del tiempo mientras cocinaba, lo hacia con gusto y feliz pero por dentro se preguntaba cuanto mas lo haría, esa vida no era la suya, ella amaba el combate, la guerra y la sangre casi tanto como a Shei, independientemente de si Ares la poseía o no, en ese momento.  

-¿Ya es hora de que vallas por Shei no?- Dijo la pelirroja mirándolo de forma tranquila y sonriente.
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Vie Oct 30, 2015 10:50 am

A pesar de que la mañana había comenzado de forma un tanto accidentada, el resto del día transcurrió con normalidad. Entrenó por varias horas en la montaña, hizo su guardia por el santuario y estuvo por su templo como era su deber. Por primera vez en días sentía como si se hubiese quitado una gran parte del peso que tenia sobre sus hombros, y no sólo lo decía porque Harleen hubiese curado su brazo, sino porque esa mañana la había visto bastante mejor que en los días anteriores. No tanto física como mentalmente pero era un gran avance, quizás Ares comenzaba a darle una tregua. Tan solo esperaba que eso no fuese la calma que solía preceder a la tormenta.

Conforme se acercaba la noche abandonó su templo para dirigirse a Rodorio, no sin antes pasar a saludar a Aeryn. Desde que se conocieron su amistad se había afianzado así que la joven amazona estaba informada de sus movimientos. Era una forma de mantener un control sobre sus salidas, asegurándose de que si algo sucedía, ella seria la primera en darse cuenta.

Una vez en Rodorio se acercó a una zona apartada donde no tardó en aparecer el bueno de Fred. Sin duda viajar con él era la mejor forma de ahorrar tiempo así que agradecía que siempre estuviese pendiente de sus horarios.

Ey Fred... me alegro de verte, tan puntual como siempre. - Sonrió levemente colocando una mano sobre el huesudo hombro de su amigo. - Espero que Ari haya podido solucionar el problema de la cocina sino esta noche tendremos que cenar pizza... - El esqueleto asintió al tiempo que abría el portal.

Tras cruzarlo dejó su mochila sobre una silla del salón mientras buscaba con la mirada a su amiga. - ¿Sabes? - Dijo a la nada esperando que Harleen le oyera. - Esta noche podríamos cenar Pizza mientras vemos una buena película... la que tu quieras. - Se sentó cansadamente en el sofá recostadose hacia atrás. Había sido un duro día de entrenamiento y lo que ahora mas necesitaba era relajarse e intentar quitarse las preocupaciones de la mente. Suspiró levemente cerrando los ojos mientras se cruzaba de brazos y esperaba la respuesta de su amiga.
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Lun Nov 02, 2015 9:53 am

Harleen miro como Fred abría un portal  para así ir por Shei, ella entonces coloco la mesa y  se coloco en cuclillas mientras miraba la comida dentro del horno de la estufa, el pollo no parecía querer coserse, quizá le habían fallado los cálculos y con razón ella solo sabia hornear galletas y todo porque su amigo de capricornio le había enseñado, de ahí en fuera era siempre el esqueleto el que cocinaba, pero justo hoy se le había ocurrido a ella preparar la cena, sintiendo algo de pánico al saber que el peli moreno no tardaría en regresar se le ocurrió subir toda la potencia del horno, al final ¿Que podía pasar?.

Harleen tomo la manija de la estufa y abriéndola se escucho un pequeño estallido, de el horno una fumarola negra con algo de llamas salio, quemando ligeramente la cejas de la joven y llevándole de tiza negra la cara, ¡el pollo estaba color negro!. Sujetando la charol en sus manos escucho como Shei y Fred llegaban y decían algo de una pizza, por otro lado su corazón de ama de casa estaba hecho pedazos, camino hacia la sala miro a su amigo aun con la charola en mano y su aspecto lleno de carbón negro. -Mi pollo a la naranja..- Susurro algo triste. -¡Todo es culpa del pollo!. El debía cocerse para cundo llegaras y aun estaba crudo subí toda la potencia del horno y paso esto.-Lanzo la comida por la ventana. -Pidan Pizza- dijo gruñendo y sentándose en la sala con los brazos cruzados, haciendo berrinche como niña pequeña.

-Dale Fred ponte una peli de terror -Articulo mientras se limpiaba su cara.

-Ahora que lo pienso, ni siquiera debería preocuparme, si el humano sigue viviendo contigo seguro terminara muerto por alguna explocion o por comer tu comida- Dijo Ares riéndose.

Harleen arque o una ceja al oír a la diosa, era la primera vez que la escuchaba tan de buenas y bromeando. lo que le hacia preguntarse ¿Que le estaba pasando a la diosa? Quizá ya empezaban a llevarse bien ¿no?  -Como si tu cocinaras mejor- Respondio la pelirroja para sus adentros ala diosa de la guerra. -¡Soy una diosa no hay nada que no pueda hacer!- -Entonces mañana cocinas tu-Claro que no yo no sere sirvienta de un humano...aun que..--No.. no sabes que solo bromeaba eres capaz de ponerle veneno a la comida- -No es mi estilo, pero igual no iba a hacerlo para eso tienes a Fred, los dioses no somos sirvientes de los mortales, por el contrario ustedes fueron hechos para servirnos.-

La joven suspiro y sonriendo miro a su amigo, era tan guapo, fuerte y caballeroso, ella enserio podía ser la envidia de cualquiera. -Lamento haber arruinado la cena-
-Sabes ahora que lo pienso la zorra de Athena tiene buen gusto, sus caballeros son apuestos-

Harleen se sonrojo al oír a la diosa, ambas estaban pensando lo mismo solo que de diferentes formas, jamas se había puesto a observar bien a su amigo.
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Mar Nov 03, 2015 9:22 am

Nada más mencionar la pizza vio como Harleen salía de la cocina con una cacerola en sus manos. Tenía la cara manchada de un tizne negro y por el fuerte olor a quemado no tuvo que imaginarse demasiado lo que habría pasado. Parecía que ese día la cocina se la tenia jurada a su amiga... y lo peor de todo es que posiblemente hubiese herido sus sentimientos al haber querido pedir pizza sin siquiera consultárselo.

Ari... - Dijo al ver volar la comida por la ventana. - No te enfurruñes...

Se acercó hasta quedar sentado a su lado en el sofá y pasó su mano por su mejilla para intentar ayudarla a limpiarse. - Parece que el pollo luchó heroicamente hasta el final... - Sonrió mirándola a los ojos. - Definitivamente lo tuyo no es la cocina...

Bueno Fred... - Se giró para poder mirar al esqueleto. - Ve mirando que películas de terror tenemos por ahí.

Yo mientras tanto voy a llamar a la pizzeria... - Sonriendo revolvió un poco el pelo de su amiga y se levantó del sofá para poder coger su móvil que había dejado sobre la mesa. Ya habían pedido otras veces así que directamente marcó el número y esperó a que lo atendieran. Al mirar a Harleen vio que estaba sonrojada pero no sabía el por qué así que extrañado miró a Fred pero el esqueleto estaba entretenido rebuscando en la estantería alguna película que pudiesen ver.

¿Ari... lo de siempre? - Preguntó para asegurarse de que su amiga no hubiese cambiado de opinión. Al verla asentir le guiño un ojo con complicidad haciendo el gesto de OK con la mano libre.

Si? Buenas noches, era para hacer un pedido... aja.. si...  dos pizzas, una Carbonara y una Hawaiana... ponga también una ensalada, pan de ajo y dos tarrinas de helado una de limón y otra de chocolate si.. exacto. Aja... Perfecto en media hora... muchas gracias. - Dejó en teléfono en la mesa y se marchó por unos de los pasillos que llevaban al baño. En apenas unos segundos regreso al salón con una manopla humedecida en la mano.

Bueno... parece que tendremos que esperar media hora. - Hincó la rodilla en el sofá y se agachó un poco, apoyando la mano libre en el respaldo para poder limpiar con la manopla las manchas negruzcas que aun quedaban en rostro de Harleen.

Así que una de terror eh? - La miró sonriente por unos segundos mientras limpiaba una mancha especialmente persistente de su frente. Su mirada volvió a centrarse en las manchas asegurándose de que no escapará ninguna.
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Vie Nov 06, 2015 11:48 pm

Harleen rió al escuchar a Shei decir que el pollo había luchado hasta el final, y era cierto aunque en si ella lo había comprado ya "muerto" aun cuando era la diosa de la guerra jamas había disfrutado de matar animales, seres humanos eran fáciles de degollar, pero los animales poseían cierta pureza por la cual  merecían vivir y ser cuidados, incluso la pelirroja podía sentirlo, Ares no mataría un animal de no ser necesario, ellos no tenían malicia y jamas te traicionaban  a diferencia de los mortales. -¡El pollo me desafió! y ¡gano!- Gruño juguetona -No me gusta perder- Susurro haciendo un puchero como niña pequeña.

Escuchando atenta como Shei pedía la pizza la pelirroja sonrió, era increíble como en tan poco su amigo conociera todos sus gustos, a decir verdad el tiempo no había pasado entre ellos, se acoplaban de un modo increíble, como si ambos bailaran al mismo ritmo sin importar que música tocara la vida. Y cuando su migo se acerco a ella para limpiar su cara, la pobre mujer y diosa sintieron a la vez que el corazón se les disparaba, casi podían oírlo por todo el cuarto, le sorprendía que el no pudiera escuchar los ruidosos latidos de su corazón.

-¿Que demonios es esto?-Gruño Ares en su interior. -Soy una diosa ningún mortal puede ponerme de ¡nervios!-

Harleen solo rió bajito al escuchar a la diosa, claro ella podía sentir las emociones de esta, a la deidad le gustaba Sheigram. pero ¿Que había de la humana? A decir verdad no sabia bien por que su amigo la ponía tan nerviosa, y no estaba interesada en indagar sobre que sentía y que no, ella solo sabia que capricornio era su amigo, su lugar seguro en el mundo por quien mataría y por quien viviría sin importar nada, y es que la forma en como la cuidaba y se preocupaba por ella la hacían sentir feliz y protegida como cuando era niña.

Una vez  Shei termino de limpiar su rostro la pelirroja se puso cómoda, se abrazo del brazo de Shei y comió palomitas para entretener su hambre, Fred  se sentó al otro costado del caballero, dejando a este en medio, mientras la película seguía los tres guardaron silencio, sumergidos en el trama de terror,  era una película de nombre "Mama" muy original y con pautas de sonido que siempre te hacían brincar puesto que desconocías en que momento iban a subir el volumen y una escena terrorífica aparecería, Harleen pudo mirar como Ares o la silueta que solo ella podía ver permanecía sentada en las escaleras detrás de ellos de donde podía ver la película también, la humana suponía que la diosa quería estar lejos de capricornio por lo de hacia un rato aunque eso era difícil pues ambas eran una, solamente la diosa lograba alejarse apenas un poco en "esencia" y era algo sumamente inútil pues eso no separaba sus emociones. Entonces todo sucedió muy rápido el timbre de la entrada sonó haciendo eco por toda la casa, Harleen humana lanzo una ráfaga de cosmos hacia la tele haciéndola volar por la pared que destruyo mientras que Shei se colocaba de pie dirigiéndose a la puerta y Fred se tapaba con un cojín, Ares por su lado reía descontrolada en los escalones.

-¡Patética!- Rió Ares en su lugar.
-¡Cállate!... me tomo por sorpresa, ademas aun no controlo esta energía-
-Si entrenaras mas y dejaras de pasar tiempo viendo ese remedo de películas quizá sabrías como usar mi poder-

-Lo siento- Dijo Harleen mirando a Shei en la puerta la cual estaba abierta y el chico de las pizzas sostenía la caja mientras sus rodillas temblaban y sus ojos estaban abiertos como platos mirando la nueva entrada gigante que la pelirroja había hecho.

-¡Orale! ¡que loco!- Articulo el  repartidor mientras se componía y sacaba otro cigarro que seguramente estaba compuesto de hierva. -Anda un adorno de halloween que buen disfraz mi viejo se ve a travez de tus costillas- Dijo mientras miraba a Fred en el sofa

-Esto.... -Harleen se encogió de hombros mientras veía a Shei pagar las pizzas, en cuando el joven se fuera usaría su poder para restaurar las cosas, y así terminar de ver la película
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Lun Nov 09, 2015 6:22 am

Seguramente era un pollo espartano jajajaja - Dijo entre risas mientras revolvía el pelo de su amiga. - Lo se Ari lo se... no te gusta perder ni al parchís. - Sonrió disfrutando de ese pequeño momento de paz y normalidad que les brindaba el destino. Verla tan relajada, refunfuñando y haciendo pucheros hacia que rememorase recuerdos de su niñez.

Parecía que esa noche transcurriría con normalidad, o al menos eso es lo que pensaba mientras los tres veían la película de terror. Fred se había sentado a su izquierda mientras que Harleen se había situado a su derecha, abrazándose a su brazo derecho. El brazo que precisamente esa misma mañana la pelirroja había curado, por suerte parecía que su enfado al enterarse de que se había enfrentado a Hades ya se le había pasado, o al menos no había vuelto a mencionarlo, cosa que agradecía.

La película no estaba nada mal, narraba como los sentimientos de las personas podían corromperse hasta el punto de asesinar a tus seres queridos. ¿Como podía un padre dejar solas a sus hijas? Le resultaba tremendo que algo así pudiese suceder en la vida real, pero lo terrorífico de la película no era eso, si no la historia del espíritu... de como un alma atormentada por su destino podía aferrarse de tal manera al mundo de los vivos. Por momentos sentía simpatía por el espíritu pero sus acciones no le parecían del todo correctas. Era curioso como incluso tratándose de una película se pusiese a pensar en esas cosas, en lo que era correcto o no.

Y de repente, se desató el caos. El timbre sonó haciendo que se levantase de un salto, porque... por los dioses que tenia hambre. Y justo en ese momento, la tele salto por los aires junto a parte de la pared. De reojo miro a Harleen mientras se dirigía hacia la puerta, parecía que la sesión de cine había terminado por esa noche.

Si.. un adorno de navidad... - Dijo mientras cogía las pizzas y las dejaba sobre una mesita que había junto a la puerta. Seguidamente le pago al repartidor dejandole una generosa propina. - Aquí tienes... buenas noches. - Le cerré la puerta casi en la cara al ver que el pizzero parecía estar bastante interesado en el boquete que había en la pared y en el bueno de Fred.

Al regresar al salón miró de reojo a Harleen mientras enarcaba una ceja a modo de reproche. - Deberías controlar un poco ese poder tan... destructivo... o a este paso no tendremos casa donde vivir. - Dejó las pizzas sobre la pequeña mesa que había frente al sofá y se marcho hacia la cocina para traer algunos refrescos. Nada mas regresar se sentó de nuevo en el sofá mientras miraba sonriente a su amiga dándole un pequeño toque con el codo en el costado. - No me digas que te asustaste con el timbre Ari...

Sonriente abrió la caja de su pizza y cogió un buen trozo. - Mmm.. que buena pinta...
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Jue Nov 12, 2015 11:39 pm

Una vez el joven de las pizzas se fue Harleen cerro sus ojos y usando su poder regreso la pared a la normalidad junto con la tele, mientras Fred se quejaba de porque no habían dejado al humano pasar, la pelirroja sonrió recordando esos días cuando ella fumaba y el esqueleto le hacia compañía aunque en si todo el humo se le escapaba por todos lados, aquello era mas un mal chiste que otra cosa, pero bueno ella jamas había gustado de ese vicio, por eso lo había abandonado prefiriendo la cerveza antes que todo.

Tomando un trozo de pizza Harleen dejo que el sabor inundara sus sentidos mientras que respondía a su amigo.-¡No me asuste con el timbre! tu me asustaste al levantarte así de pronto creí que nos atacaban o algo.-Mintió. Poco tardaron ambos en zamparse la pizza, Harleen pensó en pelearle el ultimo trozo a Shei pero sonriendo lo dejo, al final el se lo merecía, en su lugar tomo su helado y comenzó a comerlo.

Spoiler:

Ella solo se quedo en silencio comiendo mientras gozaba del momento, con los días jugar al parchís, vídeo juegos, ver películas entre las cuales su favorita era Rapuncel por aquello del sarten la hacían sumamente feliz, era como esos días de niños en las montañas en los pirineos. -¿Cuanto mas vas a engañarte?- Articulo Ares mientras la miraba de forma tranquila, sin odio o enfado, solamente así como aguardando.La joven pelirroja no respondió y solo agacho la mirada, era verdad ¿Cuanto tiempo mas? antes de que estallara la guerra, Hades  atacara, todo se volviera caos y muerte, y Sheigram como siempre acudiría en ayuda de su compañeros de armas y a la protección de Athena. Moviendo su cabeza la joven se negó a pensar en ellos, si el tiempo que le quedaba al lado de su amigo iba a ser corto se aseguraría de disfrutarlo, ella no haría lo que Ares quería..¿O si?

Entonces la diosa le jugo sucio y mando miles de imágenes a su mente, algunas donde ella llegaba tarde al campo de batalla y Sheigram yacía muerto, otras mas se le venían viejos recuerdos de amigos,amores ... y todos ellos por alguna razón terminaban sirviendo en el santuario y muriendo ahí. -¿Que es esto?- Susurro Harleen llevándose una mano a su cien. -Eso .... es lo que nos han hecho.... nos maldijeron, es por eso que sin importar cuantas veces vuelva a la vida siempre hay un lazo que me une al santuario y adivina como han acabado todos.... muertos, si quieres cambiar nuestro destino tenemos que hacer las cosas diferentes, tu amigo seria una arma potencial de nuestro lado, y de esta forma podrías protegerle, o es que ¿Prefieres verle muerto?. Lo de su brazo solo fue suerte, la próxima vez quizá no tenga tanta.... La diosa siguió bombardeando la mente de la humana con recuerdos, y en cada uno de ellos el dolor en su pecho se hacia mas fuerte, la preocupación crecía, no podía perderle, no quería, pero ¿Hasta donde podía ser egoísta?... ¿Hasta donde podía permitirse querer cuidarlo?.

Harleen levanto la vista mientras sus ojos pasaban del esqueleto a su amigo que ya había dejado de comer solo para mirarla con preocupación, el montón de huesos rocojio los platos y salio de la habitación, como si supiera lo que estaba a punto de suceder.

-¿Que estas dispuesta a sacrificar por el?.....
-Todo.......-
-¿Llevarías al mundo a la guerra y la sumergirías en caos solo por protegerle?-
-Si....-
-¿Y que esperas?.... Sabes que hacer...-Susurro Ares
-¿Si hago tal cosa el no seria feliz, el es bueno y  honorable, no ansia la guerra y detesta el caos..-
-Su bondadoso corazón lo llevara a la muerte, ¿No ves? Esta es una guerra que el ya tiene perdida, porque yo no renunciare, Hades y Lucifer tampoco, es que no te basto lo que te mostré, todos los caballeros dorados tienen un final trágico.-

Sin saber que hacer Harleen se puso en pie y se lanzo a los brazos de su amigo, como buscando un refugio mientras sus lagrimas salían de sus ojos sin poder controlarlas, no podía evitarlo había sentido todo el dolor de cada una de las reencarnaciones de la diosa, la perdida, cada uno de los muertos, eran como si hubiesen sido el, apretando aun mas sus brazos se acurruco en el pecho de el caballero, deseando saber que hacer. -No quiero perderte....-Susurro la pelirroja. -Solo quiero cuidarte.... yo seria capaz de desatar una guerra entera solo para protegerte...

Levantando la vista miro los bellos ojos de Sheigram, quería memorizarlos de esa forma, puros, amables, tiernos, limpiando sus lagrimas sintió que no encontraría el valor para lo que estaba a punto de hacer, ella sabia que su amigo podía ver la duda en sus ojos. -Perdóname....-La voz apenas perceptible se perdió en el aire mientras acercaba su rostro al de su amigo dejando apenas unos centímetros de distancia entre ambos, el cosmos de la bella pelirroja comenzó a incrementarse mientras esta cerraba la distancia en un cálido beso, el cual estaba acompañado de una descarga de cosmos, deslizando su mano derecha la coloco en el corazón de el pelinegro mientras disfrutaba del sabor de sus labios, de su mano un cosmos rojo mezclado con negro salio incrustándose en corazón del caballero
off:T^T se me remuerde la conciencia picioso ¬¬ todo sea para que chinches a drache y a eva jajajaja *w* Como la vez que te conocí jaja ^^
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Vie Nov 13, 2015 6:01 am

Musica:


Nada mas marcharse el pizzero vio como Harleen reparaba todo el destrozo que había causado en el salón, era una suerte que pudiese utilizar el poder de Ares mas allá de simplemente destruirlo todo, sino, no habría compañía de seguros en la tierra que pudiese cubrirlo todo.

Que puedo decir... - Dijo mientras cogía un trozo de pizza. - Tenia bastante hambre y la espera ha sido tan agónica que no he podido evitar saltar al escuchar el timbre. - Sonriente se puso a comer y al parecer él no había sido el único con hambre ya que su amiga no tardó en devorar la suya. De reojillo vio como la pelirroja observaba su último trozo de pizza así que con rapidez lo cogió y le lanzó una mirada que decía "miiiiiiooooo" antes de darle un bocado. En el fondo era pura fachada, un juego, ya que si Harleen se lo hubiese pedido no habría dudado en dárselo, pero así era mas divertido. Habían sido pocos los días de paz que habían tenido, y aunque en un principio habían sido mas numerosos, conforme iba pasando el tiempo parecía que también iban desapareciendo esos momentos. Por eso agradecía que de repente hubiesen tenido ese día tan normal, a pesar de haber hecho estallar la cocina y el salón todo había sido perfecto y podía ver en su amiga cierta mejoría. Era como si Ares hubiese dejado de atormentarla y aunque lo agradecía enormemente, se preguntaba cual habría sido el motivo de tal tregua.

Casi como si hubiese gafado el momento vio como el rostro de Harleen se ensombrecía poco a poco haciendo que se preocupase por el repentino cambio, sobre todo al ver que la pelirroja bajaba su mirada.  - ¿Ari? - Susurró acercándose a ella al ver que llevaba sus manos a su sien como si le achacase un repentino dolor de cabeza. - ¿Que sucede?

Su amiga levantó la vista, pasándola del esqueleto hacia él, pero no le respondió, simplemente se le quedó mirando en silencio, con el rostro marcado por la angustia. Esto hizo que su corazón se encogiese en su pecho, ¿que demonios estaba haciéndole Ares? En esos momentos maldijo a la deidad con todas sus ganas, la maldijo por el sufrimiento que le estaba causando a su amiga. Y como era costumbre él no podía hacer absolutamente nada... tan solo observar como se venia abajo.

De repente se sorprendió al ver que la joven se abalanzaba a sus brazos para poder abrazarlo con fuerza. - Estoy aquí... estoy contigo Ari... - Susurró mientras retrocedía lentamente hasta el sofá. Allí podría abrazarla y cuidar de ella hasta que lo que fuera que le atormentase y le estuviese haciendo Ares desapareciera. Una vez allí la acurrucó en sus brazos, enredando su mano derecha en sus pelirrojos cabellos, como solía hacer cuando quería calmarla. - No vas a perderme... - Le aseguró mientras continuaba acariciando su pelo sin dejar de abrazarla con el otro brazo. - Estaré siempre contigo...

Al ver que su amiga levantaba la vista bajó su mirada para así poder observarla directamente a los ojos, podía ver en sus preciosas orbes azules la tristeza y la duda, y se preguntaba que es lo que estaría pasando por su mente para haberla sumido con tanta rapidez en ese estado. Le pareció que le susurraba algo pero no logró entender que era lo que le decía, tan solo vio como su rostro se acercaba más y más al suyo. - Ari?... - Susurró echándose levemente hacia atrás hasta que el respaldo del sofá impidió por completo que pudiese apartarse mas, su corazón latía con fuerza en su pecho mientras se sonrojaba ante la cercanía de su amiga. - Ari que suce.. - Quiso preguntar al notar como el cosmos de la pelirroja se alzaba, sin embargo sus palabras fueron silenciadas cuando ésta cortó la escasa distancia que los separaba para así sellar sus labios con los suyos en un cálido beso. Cerró los ojos sintiendo como con el contacto recibía una pequeña descarga de cosmos en sus labios mientras que a su vez una mano se deslizaba por su pecho hasta situarse a la altura de su acelerado corazón. - Ari... - Susurró en sus labios completamente sonrojado y con la extraña sensación de que algo no iba bien, algo había hecho Ares para que su amiga reaccionase de ese modo. Hasta el momento Harleen jamas había mostrado ese tipo de interés por él, por eso su cerebro no podía procesar que algo así pudiese estar sucediendo, no sin que la diosa de la guerra estuviese interfiriendo de algún modo. Fue entonces cuando sintió una fuerte punzada en su pecho, un intenso dolor que le atravesó al incrustarse el siniestro cosmos de Ares sobre su corazón. Sus ojos se abrieron de par en par agarrando las muñecas de la joven al sentir como si su piel estuviese siendo quemada por su contacto sobre su pecho, incluso podía sentirlo en su espalda.

Soltó sus muñecas para poder empujarla de los hombros hasta apartarla levemente y así poder mirarla a los ojos, en su mirada se reflejaba claramente la confusión y la desconfianza que sentía tras lo sucedido. - ¿Que... que has hecho Ari? - Por un momento temió que Ares pudiese haberse hecho finalmente con el control de su amiga, pero sus palabras no parecían indicar que fuese la deidad la que hablase, sino ella. Llevó su mano a su pecho, colocándola sobre la de su amiga. - Que has hecho... - Susurró nuevamente mientras notaba como el intenso dolor iba disminuyendo hasta niveles soportables, el propio causado por las heridas que había sufrido. Confundido intentó comprender que había pasado, claramente había sentido como el oscuro cosmos de la deidad le atravesaba, le marcaba, pero el por qué lo había hecho seguía siendo un misterio.
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Vie Nov 13, 2015 11:43 pm

El corazón golpeteaba con fuerza,haciendo que ella pudiera escucharlo claramente, la calidez y la cercanía del cuerpo de Sheigram hacia que todo su cuerpo vibrara, ella jamas había sentido deseo por el de esa forma tan humana,  para ella el era su amigo, un hermano, pero justo en ese momento su cerebro parecía confuso pues sus labios eran tan cálidos, podía sentir el deseo de la diosa creciendo dentro de ella, pero también el amor tan noble y puro que como amiga le profesaba, por otra parte estaba presente su remordimiento de conciencia por lo que estaba haciendo,  si las cosas no salían como las planeaba el la odiaría por eso, y entonces ella si moriría, pues podía soportar cualquier cosa, menos que el la odiara y dejara de quererla. Sintiendo como el  pelinegro la apartaba de el ella solo lo miro, la duda en sus ojos junto con la pregunta de que había hecho hizo que sintiera una punzada de dolor en su corazón, ella quería arrepentirse, pero Ares no la dejo, empezó a tomar una parte del control para asi darle la fuerza que ella necesitaba.

-No vas a retroceder esto casi acaba-
-No puedo.... no soporto como me mira ni lo haré mas adelante cundo sepa lo que hice...-
-Por todos los titanes deja de ser tan patética, recuerda quien eres y que eres, para lo que naciste, como has vivido toda la vida. Tu no eres débil, así que deja de comportarte como una niña asustada-


La pelirroja soltó un suspiro luego inhalo aire y miro con ojos firmes a Sheigram, Ares tenia razón en una cosa, ella siempre había sido una guerrera, no se dejaba amedrentar por nada ni nadie, toda su vida había peleado de muchas formas,  sabia bien que la vida era una jungla y que solo sobrevivía el mas fuerte, incluso jamas le había importado sobre quien tuviese que pasar para cumplir sus objetivos, y ahora solo parecía un despojo de ello, una niña llorona que buscaba refugio en los brazos de su amigo, le había dejado toda la carga ha el, cuando era ella la diosa, la persona con los poderes mas grandes, ella era quien debía cuidarlo, cuidar de ambos y asegurarse de  que ambos sobrevivieran a todo ello, se había soñado en las montañas viviendo con el, si quería eso tenia que pelear, al final si cumplía la voluntad de Ares sabia que este la recompensaría, pues el dios tenia palabra y sabia premiar bien a sus guerreros, de alguna forma eso era ella, un simple siervo.
Spoiler:
-Solo... prométeme que el estará bien, y seré una contigo, aplastaremos a tus enemigos haré tu voluntad, guiare a tu ejercito a tu lado, hasta la victoria, pero Sheigram tiene que estar bien, el es mi corazón- Articulo la humana mientras dejaba que su esencia se mezclara con la de la diosa.

-Es una Promesa....-


-Perdóname por todo Shei, por ser una niña llorona, por haberte  herido, por todas esas noches que pasaste en vela cuidándome cuando estuve herida, por todo el insomnio a causa de tu preocupación, por dejarte cargar con nuestro destino- Harleen coloco su mano izquierda sobre la mejilla de su amigo acariciándolo con un suave tacto mientras sus ojos reflejaban todo el cariño que sentía, seguridad, determinación . -No dejare que nada malo te pase, yo soy la diosa, soy la que tiene el poder, y a diferencia de tu diosa yo te protegeré con mi vida. Lo que he hecho ahora es por el bien de ambos, es una marca- La pelirroja hizo una pausa, como podía explicarle que la marca de la luna menguante, ocasionaría que su memoria fallara, sus recuerdos del santuario serian sombreados mientras que solo resaltarían los que había vivido  su lado, desde el fondo de su corazón sus deseos mas profundos crecerían hasta tomar el control sin que este se midiera, daría rienda suelta a aquella otra cara de la moneda que todos los humanos posen y que pocos son capases de dejar salir. Furia, diversión, anhelo, deseo, travesuras. -Se conoce como la marca de la luna menguante, es un don de Ares, en tu pecho donde tu corazón hay una media luna, que se une con grecas hasta tu espalda, es para mantenerte a salvo- La diosa sonrió mientras inclinándose pegaba su frente a la de su amigo, dedicándole una gran sonrisa.

La mano derecha la cual había usado para dejar su marca la metió en su bolsillo sacando así su dije, una espada con un dragón enrollada en ella, aquella bella joya solo tendría la función de potencializar la marca,también con aquel colgante los poderes de su amigo quedarían a voluntad de la diosa por si este o su lado "bueno" quería salirse de control. -Por cierto encontré algo- Articulo la bella diosa, su piel blanca parecía mas resplandeciente, sus labios se habían tornado de un rojo mas intenso como el color de su pelo, sus ojos se veían seguros, amorosos y por alguna razón también letales. Sin dejar que Shei siquiera reaccionara coloco el colgante en el cuello del caballero, inclinándose comenzó a susurrar en su oído mientras sus manos se aferraban a los hombros del santo dorado para que este no se liberara de su agarre, el cosmos de la diosa siguió elevado y envolviéndolos ambos ahí en la penumbra de la sala,  mientras permanecían sentados en el sofá.

-Soy aquello que no puedes ver, en el latir de vuestro corazón, cáliz de un espíritu que se reconoce como vano y efímero. El llamado es claro y fuerte para quien sepa interpretarlo. Abre los ojos a la Noche Eterna,  Ares  aguarda en silencio, su manto sutil te brindara ternura,  caricias que no conocen la vergüenza y las renuncias del tiempo. Escucha mi susurro en las cortinas que se baten en la penumbra, en el viento que se demora sobre la pena de los árboles, en la sombra furtiva que se surge y se desvanece antes de poder captarla, pero que deja en el espíritu la certidumbre de que la realidad esconde algo más que una continuidad de actos banales. Tus ojos se abrirán a una noche sin lágrimas, fijos en el olvido que te ha conjurado. Cuando de tu pasado quede apenas un eco impreciso, cuando no logres distinguir la noche negra de la oscuridad que oprime tu pecho, cuando los días se sucedan como pálidos jirones de niebla, y el tiempo que transcurre entre ellos te parezca una sustancia pegajosa, infectada con el hedor putrescente de la vida y la luz fugitiva; entonces podrás hundirte dulcemente en las tinieblas de tu mente, y allí encontrarás consuelo a mi lado como uno mas de mi ejercito, como la otra mitad de mi corazón.-
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Dom Nov 15, 2015 2:10 pm

Musica:


En silencio se quedó observando a su amiga con sus manos aun sobre sus hombros, perdido en sus preciosos orbes azules que gracias a la cercanía de ambos, podía ver con total claridad. No sabia que podía estar pasando por la mente de la pelirroja pero le preocupaba ver en ella un notable cambio de actitud.... era como si de repente todo estuviese mas claro, como si la duda y el miedo hubiesen desaparecido por completo dejando paso a una oscura determinación. Y aunque algo en su interior le avisaba del inminente peligro, su corazón no le dejaba reaccionar como era debido, no podía ver el mal aun cuando lo tenia frente a sus ojos. No cuando se ocultaba bajo el bello rostro de Harleen.

No hay nada que perdonar Ari... - Respondió mientras escuchaba sus palabras de arrepentimiento. - ...de los dos, tu fuiste la que llevaste la carga mas pesada... - Al notar su mano sobre su mejilla dejó de ejercer presión sobre sus hombros. El no quería que su amiga le protegiese con su vida, por mucho poder que tuviese como deidad, si llegaba a pasarle algo por su culpa seria una carga demasiado pesada para su alma. No podria soportar algo asi, no cuando ella era lo unico que le quedaba de su pasado. Pero antes de que pudiese decir nada al respecto la mención sobre la marca de su pecho llamo su atencion. Al parecer se trataba de una luna menguante que lo mantendria a salvo, ¿pero a salvo de que? Jamas había leído nada al respecto en sus libros, aunque lo cierto era que segun los libros los dioses eran simples mitos, creaciones ficticias cuyos poderes también podrían haber sido exagerados o inventados por los que vivieron en aquella epoca. Era dificil distinguir entre lo que habia sido real o ficcion, incluso a veces relataban hechos reales adornados hasta el punto de apenas parecerse a lo que realmente paso. - ¿Como me puede mantener a salvo una marca sobre mi pecho? - Susurró al pegar su frente a la de su amiga sin llegar a apartar su mirada de ella. Lentamente apartó sus manos de sus hombros y sin saber muy bien donde colocarlas decidió bajarlas hasta dejarlas sobre la cintura de Harleen.

Al ver que la joven rebuscaba algo en su bolsillo ladeó levemente el rostro, pero sin llegar a apartarlo de el de ella, sus palabras no hicieron mas que acrecentar su curiosidad. Vio como sacaba algo que brillo levemente en la tenue luz del salón, por un momento creyó que se trataba del colgante que habia perdido en el templo de Ares pero apenas tuvo tiempo de distinguirlo porque antes de que pudiese hacer o decir nada, su amiga ya lo habia colgado sobre su cuello. - ¿Es nuestro colgante? - Murmuro queriendo mirar hacia abajo, pero en ese momento la deidad se inclinó sobre el aferrando sus manos sobre sus hombros para que no pudiese moverse. No estaba acostumbrado a sentirse retenido así que, a pesar de confiar en ella, intentó echarse levemente hacia delante pero el férreo agarre de su amiga se lo impidió. - Ari? que...

Soy aquello que no puedes ver... - Con el comienzo de sus susurros sus ojos se abrieron de par en par, aferrando sus manos en la cintura de Harleen, sobre la tela de su ropa.  - ...su manto sutil te brindara ternura, caricias...- Lentamente, las palabras de la deidad le fueron sumergiendo en un profundo trance del que no podría escapar. Intentó decir algo pero no salió palabra alguna de sus labios. Sus recuerdos, sus vivencias... toda constancia de su pasado comenzaron a desvanecerse en un tortuoso descenso hacia el olvido. - ...la realidad esconde algo más que una continuidad... - Uno tras otro los rostros de aquellos que una vez fueron amigos o conocidos se fueron desfigurando, volviéndolos irreconocibles hasta que finalmente desaparecían en una espesa niebla. Su diosa, Aeryn, Miaka, incluso su maestro... todo aquello que atesoraba en su corazón le estaba siendo arrebatado, arrancado sin piedad. - ...negra de la oscuridad que oprime tu pecho... - Quería gritar, resistirse a ese oscuro poder, pero ya era tarde. Tarde era ya para darse cuenta de su terrible error, de como había caído en una despiadada trampa que lentamente le iba arrebatando todo aquello, que con el paso de los años, le había convertido en la persona que era ahora. - ...hedor putrescente de la vida y la luz fugitiva... - Sus creencias, sus ideales, todo por lo que había luchado estaba desapareciendo con cada palabra pronunciada por la deidad. Pero lo que mas le dolía, lo que mas le desgarraba por dentro era saber que aquella que lo estaba sumiendo en esa terrible oscuridad era su propia amiga, despojándole de todo. - ...como uno mas de mi ejercito, como la otra mitad de mi corazón.

Que has... hecho... - Logró articular mientras la rodeaba con sus brazos para abrazarla con fuerza, ocultando su rostro en su cuello. Después de todo, incluso en ese preciso instante en que la realidad de su traición le golpeaba con fuerza, no podía evitar quererla y sufrir por ella. Su temor no era lo que pudiese sucederle... si no que en ese estado, la estaría dejando sola. - Ari... por qué... - Susurró justo antes de que todo a su alrededor se volviese oscuridad.
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Lun Nov 16, 2015 9:46 am

Spoiler:
Canción que Canta Harleen a Shei mientras duerme.

Harleen sintió como la mano de Shei se aferraba a su pelo mientras la abrazaba fuerte contra su pecho, ella hizo lo mismo, lo acuno en sus brazos mientras la maldición surtía efecto, al oírle sintió una punzada de dolor en su corazón, como si este se quebrara, ¿Que he hecho? Se pregunto internamente mientras de sus ojos brotaba una lagrima la cual escurría por el borde de su mejilla, -Perdóname- Susurro en su oído del pelinegro antes de que el se desmayar.

La pelirroja lo siguió abrazando fuerte aun cuando el ya se había desvanecido, amaba a su amigo por sobre todas las cosas, pero ella se había prometido ya no llorar y así tenia que hacerlo, cuidar de el. Soltando un suspiro Harleen acomodo a Shei en el sofá, pidió a Fred una manta el cual se había quedado en el lumbral de la puerta observando, el esqueleto no tardo en regresar con la cobija y dársela a la pelirroja, esta cubrió a su amigo, besos su frente y se quedo ahí mirándolo, su sirviente hizo señas indicando que ella debía dormir también a lo que la deidad respondió. -No, ve tu a descansar yo me quedare a cuidarlo-

Las horas comenzaron a pasar, y los ojos azules de la pelirroja comenzaban a mostrar señas de sueño, sintiéndose muy cansada se recostó en el sofá, acuno la cabeza de Sheigram contra su pecho, mientras se abrazaba a el pegando su cuerpo al suyo para no caer del sofá, entonces la pelirroja comenzó a cantarle, su mano se deslizo por el pelo negro de su amigo, y así siguió la diosa pensando banalidades, haciéndole piojito y cantándole hasta que se quedo dormida,suerte que el sofá era amplio aunque no lo suficiente, un leve movimiento haría que ella cayera al piso.

El la profundidad de sus sueños se vio sentada bajo la copa de un árbol toda la vegetación era verde el sol brillaba en lo mas alto del cielo, Sheigram se encontraba recostado con su cabeza en las piernas de ella, durmiendo profundamente mientras ella leía un libro, el estaba vivo y bien, ambos en las montañas lejos de todo caos, lejos de la guerra. Y por una vez en días Harleen sintió que podría lograr aquello, que podía tenerlo, dormir soñando con un futuro para ambos, así transcurrió la noche entera hasta que los primeros rayos del sol comenzaron a entrar por las ventanas y Fred comenzó a hacer algo de ruido en la cocina pues ya preparaba el desayuno.
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Mar Nov 17, 2015 6:08 am

Lo primero que sintió al despertar fue cierta confusión, no sabia muy bien por qué pero no lograba centrarse en lo que había pasado antes de dormirse. Sin apenas darse cuenta de que tenia alguien al lado, movió su brazo para llevarlo a su rostro y aunque en un principio parecía estar aprisionado por algo, al final logró zafarse de lo que fuera y restregar su mano por sus ojos. Al escuchar un sonido sordo como de algo cayendo al suelo a su lado abrió los ojos para así poder mirar a su alrededor.

Salon:


Uh?... - Los primeros rayos de sol comenzaban a entrar por la ventana, incluso podía escuchar a alguien en la cocina, seguramente seria Fred haciendo el desayuno pero,lo mas curioso de todo era que no se explicaba que hacia durmiendo en el sofá del salón. ¿Y donde estaba Harleen? Al ver que algo se movía en el suelo se asomo por el borde del sofá y vio a su amiga ahí tirada. En un principio se quedó mirándola con cara entre sorpresa e incredulidad pero a los pocos segundos comenzó a reír con ganas al comprender que había sido él el que la había tirado del sofá.

jajajaja eso te pasa por dormir en un sitio tan estrecho!! - Sin pensárselo dos veces cogió uno de los cojines del sofá y lo lanzó de forma endemoniadamente certera sobre la cara de la pelirroja. - Guerraaaa!! - Riendo saltó del sofá hacia atras mientras cogía otro de los cojines y se situaba a varios metros de distancia de su amiga. - Freeeeeeeed!! Que tenemos para desayunar??!! - Gritó lanzando de nuevo su letal arma contra la pelirroja.

Una vez hecho esto se giró y abrió las cortinas haciendo que una mueca de disconformidad de mostrase en su rostro. Estaba claro que su cerebro aun no se habia despertado por completo y por lo que parecía su vista tampoco se había acostumbrado al a luz. - Arggg... mis ojos... - Murmuró mientras abría la cristalera que de seguro le daría una alternativa de escape hacia el patio exterior en caso de necesidad.

avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Miér Nov 18, 2015 11:41 pm

Había dormido muy rico, aun cuando el espacio era reducido e inconscientemente sabia que no debía moverse,claro hasta que algo la empujo haciéndola caer del sofá al piso. -¡Ay!- Gruño Harleen mientras se llevaba sus manos a su rostro tallando sus ojos, para espantar el sueño, cuando sus ojos azules se posaron en los de Sheigram esta se sintió muy feliz al verlo así sonriente, aunque lo siguiente la verdad era que no se lo esperaba, un cogin le dio de lleno en la cara haciendo que su espalda tocara el piso de nuevo, la pelirroja puso los ojos grandes como platos mientras intentaba asimilar que estaba pasando, la maldición estaba surgiendo efecto puesto que el pelinegro se tornaba mas eufórico.

Cuando su amigo lanzo el segundo cogión la diosa lo esquivo con habilidad mientras bostezaba, luego se levanto algo adormilada, cuando el dorado grito "guerra" esta abrió los ojos y se puso en guardia. -¿No sabes con quien te metes?- Articulo la pelirroja de forma presumida mientras sujetaba los cojines de la sala y los lanzaba como torpedos hacia su amigo, luego miro como Fred se asomaba por la puerta de la  cocina con su delantal y el sarten con huevos fritos en la mano. -¡Fred cojines!- Grito la dios mientras buscaba una posición mas adecuada para atacar a Shei, aunque cuando este abrió la ventana los rayos de luz cegaron a la hermosa pelirroja haciéndola retroceder con una mueca de dolor como si fuera un vampiro a punto de derretirse.

El esqueleto abrió un par de portales uno cerca del caballero y otro donde la pelirroja, de ambos portales varios cojines empezaron a salir, por lo cual Harleen miro arqueando la ceja al montón de huesos. -¿A que hr te dije que le dieras cojines a el?- El esqueleto se encogió de hombros y se metió a la cocina a seguir haciendo el desayuno.

Subiéndose en el sofá con los pies descalzos, con dos cojines en las manos y su pelo rojo enmarañado Harleen mostró su lengua a Shei. -¡Te venceré! ¡la corona es mía!- La joven arrojo ambas armas letales que tenia en sus manos luego salto ella misma hacia Shei en un intento de plancha como los luchadores de la tele. -¡¡¡Banzay!!!- Dijo riendo mientras disfrutaba del momento, ella no entendía porque había dudado de hacer caso a Ares, al final su amigo estaba feliz, quizá no era tan caballero como antes, pero era alegre, estaba viviendo como sabia que jamas lo haría puesto que siendo un santo de Athena siempre reprimir ese lado "salvaje" que poseía.
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Vie Nov 27, 2015 9:56 am

Le hizo gracia ver la reacción de Harleen, aunque en un principio parecía haberla pillado por sorpresa, estaba claro que no dejaría pasar la ocasión de unirse a la pelea. ¿Que no sabía con quien se metía? Oh si, si que lo sabia, su amiga era la guerra en si! Pero eso no hacia más que darle más emoción a la situación.

Claro que lo se Ari! Eres un bicho!! - Dijo lanzandole un cojin tras otro. - Jamás!! La corona es mía!!

Por suerte Fred solía ponerse del lado de ambos si no, no sabria que sería de él. Por eso adoraba a ese esqueleto, era un amigo leal.

Los cojines volaron con rapidez de un lado a otro, y aunque intentase esconderse tras el sofa, estaba claro que la posición elevada de su amiga le daba una clara ventaja estratégica.

Bicho!! Bicho bichuno!! - Gritó entre risas tras recibir un certero cojinazo en toda la cara. Al recuperar la visión vio como un segundo cojinazo le impactaba lanzandolo hacia atrás hasta caer de culo al suelo.

Pero que?! - A duras penas vio como su amiga se lanzaba en plancha hacia él. Con los ojos como platos se echó hacia un lado y viendo que no lograría escapar con vida si se quedaba ahí, salió a gatas lo más rápido que pudo por la cristalera huyendo hacia el patio.

Una vez allí se levantó a trompicones y salio corriendo por el jardín, rodeando la piscina para poner un obstáculo bastante consistente entre los dos. No podía parar de reír mientras aferraba contra su pecho el último de sus cojines, ver a su amiga tan despeinada sobre el sofa mientras le lanzaba un sin fin de cojines, había sido suficiente para alegrarle la mañana. Eso sin contar con el tortazo que se habría dado al caer al suelo. (Gomen XDDD)

¡¡Ok ya esta!! ¡¡Se acabó!! - Gritó desde su posición. - ¡¡Hagamos una tregua que tengo hambre!!
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Sáb Dic 05, 2015 9:35 pm

Spoiler:

La pelirroja sonreía sumamente animada,sus mejillas  tenían un ligero rubor mientras que su corazón latía apresurado como si en cualquier momento fuese a salir de su pecho, su cabello despeinado caía en jirones por sus hombros mientras que sus ropas de cuero seguían enmarcando su bello y bien formado cuerpo, quitándose el suéter gris que tenia encima lo tiro al piso mientras arrojaba otro cojín en la cara de su amigo, ella no pudo evitar estallar de risa cuando daba en el blanco, sintiéndose como uno de esos luchadores musculosos que ella veía en las peleas mexicanas sobre el cuadrilátero la diosa se aventó diciendo ¡banzay! sobre su amigo, el cual sinicamente se giro quitándose para que ella cayera al suelo, suerte que tenia reflejos de gato puesto que la joven alcanzo a caer sobre sus rodillas y palmas de las manos con un ligero ¡Ay! de dolor, aunque aquello no era nada. -¡Eres un bicharraco! como me dejas caer-Gruño Ares mientras miraba como Sheigram se escurría por la puerta hasta salir al  jardín cerca de la  piscina.

Aun en cuatro "patas" por decirlo así Harleen bufo como gato enojado mientras apretaba su agarre sobre el ultimo cojín que tenia en la mano,colocándose en pie salio a la carrera detrás de su amigo mientras sus pies descalzos disfrutaban del frió suelo de la mañana, saliendo y quedando de pie en el marco de la puerta, la diosa jalo su playera desalineada por su caída,  y llevando su diestra para quitar los mechones de pelo que le impedían ver recorrió el lugar con la mirada buscando a su amigo, muy en el fondo ella no se arrepentía de lo que le había hecho,el se estaba divirtiendo como enano, alegre explosivo,  algo que jamas se abría permitido si seguía bajo el código de honor de un caballero dorado, no podía esperar para irse con el a vivir a su templo. -Sabes que no habrá tregua, ven acá, acepta tu final con dignidad para que podamos ir a almorzar- Articulo la  pelirroja.

Sintiendo la brisa mover su pelo miro a un costado a su amigo el intentaba fallida mente ocultarse detrás de una planta, lanzandole su ultimo misil, miro un brillo peculiar en los ojos de su amigo, el cual la miro y después miro hacia la piscina. -No...no...ni se te ocurra- Gruño ella dando un paso a tras y después media vuelta para huir de el, y de sus negras intenciones, ella era como los gatos, no solo por su caída casi en cuatro patas sino porque odiaba el agua fría en las mañanas y el lo sabia, pero claro no había forma mejor de vengarse, aunque si el intentaba arrojarla al agua ella se aseguraría de pegarse a el como sanguijuela para así, si la arrojaba se lo llevaría con el al agua,de eso no cabía la menor duda. -¡¡Aléjate de mi!!  bichooooo-
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Sheigram el Lun Dic 07, 2015 10:37 am

No podía parar de reír al ver como Harleen le reprochaba que se hubiese quitado de en medio. Pero... ¿Que esperaba? No iba a abrir los brazos y esperar alegremente a que le diese una buena tunda de cojinazos en venganza por haberla despertado de ese modo. De eso nada, lo primero era lo primero, y en este caso se trataba de salvar el pellejo, aunque eso enfurruñase aun mas a la pelirroja.

jajajaja así es la vida amiga mía!! - Dijo desde su posición mientras esperaba que saliese al exterior. Y fue entonces, mientras miraba el agua de la piscina, cuando un siniestro plan vino a su mente.

jurjurjur... pero que malo que soy cuando quiero... - Susurro para si mismo mientras una siniestra sonrisa se dibujaba en su rostro. Sin pensárselo dos veces salio corriendo hacia uno de los arboles que había justo a la derecha de la salida de la salón. Desde esa posición podría saltar sobre su amiga sin darle demasiadas oportunidades a defenderse. Y entonces, solo tendría que lanzarla sin piedad al agua.

Al verla aparecer por la puerta con el pelo enmarañado y bufando sobre que no habría tregua y que aceptase su final sonrió aun mas sin salir de su escondite. Dioses, como iba a disfrutar con eso.

Al parecer su escondite no había sido tan bueno como hubiese imaginado ya que al instante su amiga descubrió su posición, lanzandole el ultimo de sus cojines que supo esquivar sin ningún tipo de problema. Acto seguido la miro con malicia antes de dirigir su mirada hacia el agua, en una clara advertencia de lo que estaba a punto de suceder. Algo que Harleen supo captar al momento ya que instantáneamente le advirtió de que no se atreviese antes de salir corriendo.

Ven aquiiiii... - Dijo mientras corría tras ella a gran velocidad. En apenas unos segundos la tenia abrazada por la espalda y aunque forcejease con todas sus fuerzas la alzo un poco para que sus pies no pudiesen tocar el suelo y se acerco al borde de la piscina. Sin embargo, aunque en su mente su plan había salido a la perfección, cuando intento tirarla al agua se dio cuenta de que iba a resultar mucho mas difícil de lo que había planeado. Harleen se agarraba como una jodida sanguijuela a el, y por mucho que intentase lanzarla era tan imposible como si quisiese lanzar una parte de su propio cuerpo. - Pero que demonios! Suéltate! - Para su desesperación la joven logro girarse y abrazarse a el como un koala lo que convertía su misión en algo imposible. - Pero que diablos?!! Jodio koala pelirrojo este!! Quita bicho!! quita!! - Tras varios intentos que no lograban mas que cansarlo al final se quedo quieto mirando siniestramente a su amiga. - No creas ni por un instante que vas a librarte de tu destino... - Tras decir esto se giró hasta quedar de espaldas a la piscina y se dejó caer al agua mientras abrazaba a su amiga para que no se escapase en el ultimo momento con alguna de sus argucias. En segundos notó como el frío del agua le envolvía por completo mientras se sumergía sin remedio bajo la superficie, no es lo que había planeado pero de una forma u otra había conseguido que su amiga cayese al agua, aunque fuese con él.
avatar
Sheigram
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes Mensajes : 1234

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Harleen Queen el Lun Dic 07, 2015 5:00 pm

Todos los intentos por soltarse del agarre de Shei habían sido inútiles, si bien era Ares la diosa de la guerra no quería entrar en modo de combate, aquel juego en la  mañana estaba siendo muy divertido y ella no usaría ninguna de sus habilidades para tener ventaja sobre su amigo, al final  no le valió de nada sujetarse a el como sanguijuela o como un kohala a su ramita, termino siendo arrastrada junto con el hasta la piscina donde cayeron ambos, Harleen no pudo evitar soltar un grito mientras caía y el agua fría acariciaba su piel, después rió y al final se coloco seria,  pero no en una actitud molesta sino por el contrario seria de forma graciosa pues a continuación empezó a articular palabra, como si narrara o leyera un libro de moby dick o del Holanes errante y su kraken.

-Y ahí estaba yo, había caído en las garras de la bestia, o mas bien dicho en sus tetaculos que me apresaban, su agarre era sumamente fuerte,necesitaría de toda mi voluntad para no soltarme y así caer al vació, patalee, me moví intentando liberarme y caer en tierra pero no lo  conseguí, fue entonces cuando vi que era demasiado tarde seria arrojada a aquel destino cruel, y solo me quedo resignarme, conforme me hundía y sentía la fría agua tocar mi piel pensé en que cobraría venganza, ¡Yo! Si yo Harleen Queen de los Queen de ... de no se de donde pero me vengare y cazare a aquel  ser de las profundidades...-


Todo su cuerpo sintió el agua fría, su piel parecía evaporar el agua mientras que sus bellitos se erizaban por el frió, aquello solo fue disminuyendo conforme los segundos pasaban puesto que el sol ya se encontraba calentando todo con sus ricos rayos, y pronto el cuerpo de la deidad se acostumbro a la temperatura del agua, sumergida en dicho liquido Harleen solo asomo sus ojos y la mitad de su nariz, todo lo demás de su cuerpo seguía bajo el agua,ella se encontraba ahí como si fuera un tiburón asechando a su presa, nadando de forma sigilosa aun cuando su amigo ya la había visto, la joven no dejo de mirarlo al pelimoreno de forma amenazante como diciendo -¡Pagaras por esto .... bicho!- Aunque en realidad eso era lo que pensaba y así sin mas se lanzo hacia el, arrojandole agua con sus manos y acercándose para así saltarle encima y hacer que este se diera unos buenos tragos de agua, apareciendo por la espalda de su amigo sujeto su cabeza y  luego lo hundió en el agua de la piscina. -¡MUAJAJAJAJA!- Rio de forma malvada y tramposa mientras Fred salia a la orilla con el delantal y la sarten en la mano.

El esqueleto hizo un ademan con su mano entonces la pelirroja volteo a ver a su amigo - Eres un  aguafiestas Fred solo han pasado unos cuatro segundos-Gruño esta soltando a Shei para que saliera a la superficie. -Vamos, Fred ya me esta regalando por tu culpa, tanto te quiere que le preocupa que te ahogue- Dijo indignada cruzándose de brazos y luego sonriendo salpico agua de nuevo en dirección hacia capricornio. -Podría decirse que fue un empate- Harleen sonrio y sin pensarlo mucho se lanzo hacia Shei y lo abraza, luego recargo su brazo sobre el hombro del joven mientras se limpiaba el agua de la cara. - ¿Que dices desayunamos? o quieres seguir la lucha un rato mas mientras Fred acaba el desayuno-
avatar
Harleen Queen
Dios
Dios

Mensajes Mensajes : 287

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Viviendo con Sheigram!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.